Archivo de la categoría: Donostia

Puesta en valor: 2 notas sobre cultura musical

Los grandes conceptos necesitan de ejemplos cercanos que sirvan para ser vistos o tocados. Cada vez que se habla, hablamos, de puesta en valor a todos nos viene el ¿a qué huele el aire? Así que aprovechando dos botones como muestra les quiero mostrar que en este país no tenemos ni puñetera idea de comunicar las cosas como se merecen en general y las que se refieren a la música culta en particular.

Chapuza #1 El miércoles 12 de enero me enteré que que la Royal Concertgebouw Orchestra tocó en el Baluarte de Pamplona el lunes 10 de diciembre. También les acompañaba el violinista Joshua Bell. Para los que se hayan quedado igual: la RCO es una de las 5 mejores orquestas del mundo. Este hecho que debería haberse tratado (y comunicado) de manera especial y única por la importancia de la orquesta no trascendió ni antes ni después.

Chapuza #2 En el programa de la Fundación Kursaal para 2011 hay conciertos muy interesantes como el de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham con el director Andris Nelsons o el de la Orquestra de Cámara de Lausanne con  el pianista y directo Christian Zacharias, que evidentemente ningún gestor cultural se ha molestado en dar la cancha como se merecen estos dos conciertos diciendo “Ey, que aquí, en Done Ostia, traemos a estas peaso orquestas e intérpretes”, por ejemplo.

Comentaba Munduate que cuando viene U2 o cualquier grupo grande la vías de comunicación se activan de manera natural. Sin embargo, para la música culta estamos rodeados de gestores culturales que no saben dar lustre a la visita de la Concertgebow, de Nelsons o de Zacharías. Los gestores no distinguen entre una banda de música de barrio y una orquesta de primer orden, y si no sabes lo que tienes entre manos difícilmente vas a conseguir comunicar de manera adecuada.

Perder estas dos oportunidades, y así miles de veces, es lo que nos separa de otras naciones que miman más la cultura musical.

El futuro ya no es lo que era

LOS ELEFANTES DEL CIRCO KRONNER EN LA PLAYA DE LA CONCHA (1928)

¿Por qué San Sebastián tuvo una época de gloria que hoy en día no se recuerda y molesta, incluso, recordarla?

Príncipes japoneses visitan San Sebastián.

El Príncipe Nobuito Komatsu, octavo hijo del Príncipe Fushimi y tío del emperador Mutshuito, llegó junto a su esposa en julio de 1902 rodeado de gran séquito y aparatosidad. Se hospedó en el Hotel de Londres, cumplimentó a la reina, visitó la ciudad y degustó, en la cena que ofreció en el hotel a las autoridades, consommé royal, filets de soles aux truffes, caisses de foie Rossini, poulardes à la portugaise, petits pois à la française, filets de boeuf rôtis, salade, omelette Celestine, glacé vainille pistache y desserts.

Historia del hipódromo de San Sebastián.

Era el 10 de septiembre de 1922. Guetaria celebraba el IV Centenario de la primera vuelta al mundo, dada por Juan Sebastián Elcano. Chicuelo, Valencia II y Marcial Lalanda toreaban en el Chofre. La trainera Nuestra Señora del Carmen Muskarra ganaba la regata Guetaria-Donostia y el Gran Casino acogía al pianista Harold Buer, mientras los 80 profesores del maestro Arbós interpretaban poleas, valses y rigodones, haciendo competencia a la coupletista Angelita Bretón, que actuaba en el Salón Miramar y a la película Marujita que, en nueve partes e interpretada por notables artistas, se proyectaba en el Teatro del Príncipe.

Era domingo, a las cuatro de la tarde, el Gran Premio de S. M. el Rey Don Alfonso XIII, con 550000 pesetas de dotación, el premio más grande del mundo.

Una escopeta, “mejor que un autocar lleno de ingleses”.

La frase recogía una idea formulada por Antonio Gaiztarro, presidente de la Real Sociedad de Tiro de Pichón de San Sebastián, quien manifestaba hace cuatro décadas que «a nivel turístico, una escopeta extranjera de las muchas que acuden a Gudamendi, significa para el turismo de la ciudad, en su valor material, mucho más que uno de esos autocares cargados de ingleses que llegan durante el verano. Es natural que así sea; porque el tirador es hombre habituado a grandes hoteles y a las comodidades que ha de pagar. Una escopeta es una de nuestras mejores fuentes de divisas».
«Pero -continuaba-, aún tiene otro alcance muy importante para la ciudad. Gudamendi, como centro de actividad deportiva internacional, preocupa a los medios de información del mundo entero. Mientras se disputa nuestro gran programa el nombre de San Sebastián, y ustedes los periodistas lo saben mejor que yo, es material informativo que interesa a los grandes rotativos, que así nos hacen una propaganda gratuita de valor incuestionable».

Detrás de esas actividades e iniciativas había easonenses. Más brillantes, más intelegentes y con mucho más arranque.

Leyendo éstas y otras crónicas; queriendo saber la historia de tu ciudad, no me cabe duda que detrás de voces engoladas y frases plumbeas cada vez peor articuladas se encuentra una galopante enfermedad llamada mediocridad.

Vivimos tan bien, que mover un dedo resulta intolerable ya que podríamos correr el riesgo de hacer las cosas bien y podría provocar que la gente moviese el culo y se interesase por tener iniciativa propia.

Crédito fotográfico: Kutxa Fototeca

Ciclogénesis explosiva

Xabier María de De La Maza y Aramburu de Ezquioga

O de un supervendaval que no existió en la Ciudad de San Sebastián.

Sin ningún género de dudas ha sido el concepto de estos últimos días y yo me lo pienso apropiar para referirme a mis aventuras espirituosas.

Las devastadoras consecuencias las pueden ver en los siguientes 5 videos. Tampoco quiero añadir más comentarios.

PD: ¿Quién ha ganado encerrando a la gente en casa? ¿Iberdrola, Durex, Control, etc.?

Crédito fotográfico: Sir Anthony Worldgate