Archivo de la categoría: Condado

El Condado fascista

La Plaza de toros de Atocha, la 4ª de San Sebastián. Detrás de la Estación del Norte.

Lo que es la vida. Hubo una época en la que tuvimos una plaza de toros, y bien hermosa, en el Condado de Eguía-Lancashire ¡y yo sin enterarme! Era la Plaza de Toros de Atocha.

Es más, fuimos completamente fascistas a partir de 1869, que es cuando se levantó la primera plaza de toros. Pero nuestro fascismo era tal que pese a quemarse la plaza un superfascista y empresario como José Arana, despiadado él, osó a levantar una nueva plaza de toros ¡ nada menos que en 30 días! Pero nuestra expansión fascistoide llegó al culmen por empecinamiento condal hasta tal punto que la Plaza de toros de Atocha fue la primera plaza de España en hacer una corrida nocturna con luz eléctrica el 31 de agosto de 1886.

Indignante este pasado fascistoide de nuestro querido, progre y berzal Condado.

Y entérome yo de todo esto mientras repaso las fotos del Pintxos&Blogs sobre Arquitectura Racionalista y Movimiento Moderno, que va a tener lugar esta noche en el Real Club Naútico de San Sebastián.

El maketo jatorra

Un pueblerino

Tal y como muchos de vosotros sabréis el Condado de Eguía-Lancashire ha solido ser un feudo proclive a ETA, la izquierda abertzale en general y movimientos obreros habidos y por haber. Con el paso del tiempo esa radicalidad generalizada que se había enquistado en el Condado ha ido mitigando. Yo mismo he vivido esos momentos en que los zipaios (la Ertzaintza) aparecían en el barrio tras la quema de autobuses y sucursales y todo el mundo les pitaba e insultaba, a una situación en la que muchos vecinos condales insultan e increpan a los jóvenes aprendices de terroristas. Los tiempos cambian y me imagino que alguno, con los años a cuestas, han acabado hasta las pelotas.

Sin embargo, hay un hecho sociológico que me llama poderosamente la atención. Lo podríamos denominar el Síndrome de Estacolmo de los Maketos o el síndrome del maketo jatorra (en eúscaro, simpático, majo). En el Condado de Eguía-Lancanshire ha habido mucha emigración de otras zonas de España (Salamanca, Burgos, Palencia, Cáceres, Valladolid, Andalucía, etc.) y podríamos decir que más de la mitad del barrio es y desciende de las gentes de esas tierras. Hasta ahí todo normal. Lo que no parece tan normal es que mucha de la gente que ha venido de aquellas tierras, e incluyo a sus hijos, traten despectivamente, odien e incluso renieguen sus tierras de origen. ¡Qué quieren que les diga! pero es que me resulta curioso que gente que justo justo sabe decir kaixo, agur, gabon, bi zurito, bai y ez (con voz totalmente engolada, eso sí) me estén hablando de una Euskalerria romántica y por supuesto inventada, que la sienten como la sentiría alguien cuyos 3000 apellidos son del Goierri o del Duranguesado. Tengo amigos de la cuadrilla cuyas familias son guipuzcoanas anteriores a la existencia de Adán y Eva, y por tanto podría entender que no quisieran saber nada de España, empero ¿qué ganan los hijos de salmantinos, palentinos y andaluces despotricando contra España?

Cualquiera de nosotros podemos entender que la gente de Orihuela del Tremedal, de Quintanilla de Onésimo, Orejilla del Sordete o Ataun quieran ser independientes, pero más me cuesta entender (y miren que me empeño) esa anulación personal y familiar que lleva a renegar a uno no sólo de su pasado sino de su propio ser.

Esa actitud complaciente y de colegeo con tu verdugo, con el que según te das la vuelta te llama maketo, charnego, ezurbeltz o carraceño, es uno de los muchos síntomas de una sociedad, la vasca, que está profundamente enferma. Ya digo, uno de los muchos síntomas, uno más.

No hay nada más triste que un converso agradecido. Triste.

Golpe Condal: La Réjouissance en Cristinaenea

Damas y Caballeros:

Por el presente post me complace comunicarles un inminente golpe condal en toda regla, que como Conde de Eguía-Lancashire, y con el beneplácito espiritual de don Fermín de Lasala y Collado, Duque de Mandas, puedo y debo llevar a buen puerto.

En este golpe condal también colaborará muy gustosamente Su Majestad la Reina Isabel II de la Gran Bretaña  y la Familia Real agraciándonos con su visita para la celebración del concierto “The Royal Fireworks”, del no menos ilustre compositor Georg Friedrich Haendel, que tendrá lugar en el Parque de Cristinaenea en un futuro no muy lejano, y en donde Möet&Chandon nos deleitara con sus mejores champagnes.

Aquí pueden observar un adelante de lo que pasará:

Las condiciones a que se comprometió el Ayuntamiento al aceptar el legado de Cristinaenea fueron: conservar el nombre de Cristinaenea, sirviendo exclusivamente como paseo, prohibiendo:

que se juegue en el parque ni en las casas a juego alguno, sea la pelota, el foot-ball, las quillas, la barra, sea la inmunda ruleta, a los caballitos, sea el clásico tresillo… Prohibo se baile, solo permito que tres veces al año, en primavera una vez, la segunda vez en verano, la tercera en otoño, toquen la banda municipal y la militar o cante el Orfeón… Siempre ha de quedar cerrado “Cristinaenea” al anochecer. No se tolerarán almuerzos, comidas ni meriendas. Tampoco podrá haber puestos fijos ni vendedores ambulantes de cosa alguna, ni siquiera de agua fresca. Cristinaenea muerto yo, ha de conservar el carácter que hoy tiene, sin más novedad al cesar los usufructos que la de entrar el público a pasear

Para ese concierto futuro se contará, como establece el legado del Duque de Mandas, con la presencia de la banda municipal y la militar. Y para el concierto que requiera acompañamiento coral se solicitirá la presencia del Orfeón Donostiarra.

Como Conde de Eguía-Lancashire, he visto cómo sistemáticamente se incumple lo que en su día dejó escrito el Duque de Mandas (tala de árboles, asfaltados absurdos, la gente que anda corriendo y deja hecho unos zorros el suelo, etc.). Y todo para no ir a mejor. Por ello, y puestos saltarnos lo escrito por el bueno de Don Fermín, para el 29 de agosto desde Pintxos&Blogs estamos organizando picnic que tendrá por motivo los años 20 del siglo XX. Tenemos el visto bueno espiritual del Duque de Mandas, hombre de buen gusto y amante de la buena vida, así ese día, esté donde esté el Duque, será bienvenido.

No hace falta decir que los amables egiatarras, donostiarras y lectores de este blog quedan más que invitados a este evento sin parangón en la historia del Condado de Eguía-Lancashire. Ya saben, anótenlo en sus agendas.

Desde el Condado les deseamos que pasen un buen agosto.

Xavier María de la Maza y Aramburu de Ezquioga, Conde de Eguía-Lancashire

Nota bibliografía: El parque de Cristina-Enea, Autore: J. A. Sáez, M. D. San Millán, M. Ibañez y Javier Gómez Piñeiro. (San Sebastián, 1995,  56 p). ISBN 84-7086-310-X. Ediciones en castellano y euskera.

Crédito fotográfico: Sir Anthony Worldgate